Los mitos de la depresión || Conoce la verdad

malos penamientos mitos de la depresión

Hablar de la depresión siempre es un tema escabroso. Nunca nadie, o por lo menos gran parte de las personas se llegan a sentir cómodas cuando por algún motivo se menciona la depresión o se comenta que alguien cercano está deprimido.

Aun en estos tiempos en los que muchas cosas que antes eran tabú son comunes, la depresión y los estados depresivos han quedado relegados a un segundo plano. Este tema no es tocado con normalidad en la sociedad.

la depresión

Entre tantos dimes y diretes surgen dudas que valen la pena ser respondidas para que tengamos una mejor comprensión de lo que padece o siente un individuo con estas condiciones. No es fácil conocer la vida y los pensamientos de un deprimido.

Si consideramos lo que nosotros sabemos acerca de la depresión y comparamos con lo que se sabe de otros padecimientos similares debemos afirmar sin ninguna duda que solo hemos rasgado la superficie de aquello que los pacientes tienen.

Sin embargo, cada cosa nueva que aprendamos por muy pequeña que sea nos será de utilidad en el supuesto negado de que alguna vez en la vida nos sintamos deprimidos o que algún ser cercano se vea envuelto en los padecimientos.

Toma la información que te estaremos entregando, y resérvala en un lugar al cual puedas acceder  con facilidad. Nunca se sabe cuándo una situación particular o un compendio de varias de ellas puedan desencadenar una crisis depresiva.

Mitos acerca de la depresión

Todo el mundo cree saberlo todo. No existe nadie (o casi nadie) que no se tome el atrevimiento de decirte todo lo que piensa y recomendarte cosas que quizá no vienen al caso. Las personas no pueden saberlo todo de tu vida o de otras.

Igual pasa con las enfermedades y los padecimientos. Todo el mundo cree saber que sienten o por lo que llegan a pasar las personas que enfrentan un trastorno como la depresión. Nunca dejarán de emitir sus comentarios, algunos maliciosos.

Y muchas veces como bases científicas del gran problema de la depresión a todos los niveles, se basan una serie de mitos que no podrían estar más alejados de la verdad. Las distancias entre verdad y mitos son gigantescas y no tan evidentes.

A primera vista, los mitos que a continuación te nombraremos parecen tener un sustento lógico, desde el cual se puede emitir cualquier clase de comentario u opinión, ya sea con un fin destructivo o constructivo.

Te presentaremos los mitos de este trastorno mental más difundidos en el mundo entero y que tienen una veracidad muy limitada. Son mentiras que causan muchos daños en las personas, y que desinforman grandemente a todos.

mitos de la depresión

Es sumamente importante que las conozcas para que nunca por equivocación o por otras razones juzgues a nadie con estas risibles normas y paradigmas incorrectos de lo que es la depresión.

Mito N°1: La depresión y la tristeza

La tristeza es un sentimiento muy amargo, que puede llegar a llenar el alma de los que se sienten tristes. Sus causas pueden ser muy variadas, y sus efectos sobre el organismo y sobre la mente pueden ser muy negativos al punto crítico.

La tristeza suele ser relacionada a gran cantidad de padecimientos de salud, y el trastorno de la depresión es parte de estos.

No todo es lo que parece, la tristeza tiene cosas que pueden llegar a ser parecidas a la depresión sin ser lo mismo en sí.

Lo que se piensa

tristeza y depresión

Las personas llegan a relacionar los sentimientos de abatimiento como la tristeza con lo que se puede observar en los deprimidos y los paradigmas y estereotipos clásicos que podemos ver en los medios de comunicación e información.

Si llegas a ver a uno de tus colegas en la calle y lo notas con un semblante algo triste, de seguro pensaras que está deprimido por alguna razón casual y que con el tiempo pasara. Las creencias se equivocan peligrosa y estrepitosamente.

Llegamos incluso a hacerlo de manera inconsciente. Relacionamos todas las sensaciones de tristeza con las crisis depresivas. Y lo que en realidad es cierto es que no necesariamente está deprimido quien está triste.

Lo que dicen las investigaciones

investigaciones de la tristeza

Ahora bien, según lo han hecho saber los conocedores de la psicología humana y sus profesionales, la tristeza no tiene que relacionarse con la depresión de primera manera. Pueden existir ambas sin que intervenga la otra en el proceso.

La tristeza se caracteriza por ser pasajera, ya que en determinado momento los estados de ánimo cambian en positivo y dan paso a la alegría. Por otra parte, la depresión no suele irse con tanta facilidad como si lo hace la tristeza.

También hay que destacar que no siempre las personas que padecen una depresión fuerte o en menor grado se sienten tristes. Existen muchísimos casos en los que la persona parece estar feliz e incluso hace actividades físicas.

Mito N°2: La debilidad y la depresión

Muchas personas suelen creer que solo las personas débiles o los individuos que no son completamente aptos pueden padecer de depresión. Se busca y se ha logrado estigmatizar a todos aquellos que por circunstancias han sufrido el mal.

La debilidad corporal o mental suele ser relacionada con trastornos depresivos. Uno de los mitos más comunes que hablan de la depresión que nos daremos a la tarea de derrumbar en mejora de la calidad de tu trato a las personas.

Lo que se piensa

Como ya te mencionamos, este representa una de las más grandes mentiras del mundo. Uno de los mitos de este trastorno que más daño le hace a las personas y a las sociedades en general.

La idea es simple, y en síntesis lo que las personas por ignorancia o por malicia hacen es reconocer o pensar que por haber padecido en algún momento de la vida de este trastorno de la depresión se vuelve más débil que el común denominador.

Los pensamientos, que posteriormente se vuelven acciones y palabras son una de las peores armas que se pueden usar contra la autoestima y valoración personal que tenga algún individuo que se sienta mal.

Lo que dicen las investigaciones

investigaciones de la debilidad

La debilidad o fortaleza de un ser humano nunca debe ni es determinada por que durante algún periodo de su vida haya caído en una crisis depresiva de dimensiones de cualquier tipo.

De hecho, para terminar de derrumbar este y otros mitos de la depresión, tenemos que decirte que sin lugar a dudas muchas de las personas que han superado sus padecimientos son mucho más fuertes y valientes que otros que no lo sufrieron.

Mito N°3: La depresión solo es mental

La mente controla al cuerpo. Todo lo que pase por nuestra mente tiene el potencial al máximo para convertirse en realidad.

Los pensamientos negativos también pueden ser potencialmente peligrosos, porque pueden provocar enfermedades.

Pero atribuir una enfermedad tan grave solo a la mente y a los pensamientos es incorrecto. Otro de los mitos muy conocidos de la depresión que vale la pena desmentir es aquel que mienta que los depresivos solo tienen un mal mental.

Lo que se piensa

la depresión es solo mental

Se atribuye solo a los pensamientos y a males de la mente la aparición de los trastornos depresivos. Se dice que si se tiene una mentalidad positiva y muchas ganas de salir adelante nunca te afectarán la depresión.

Pensamos que la mente es absolutamente poderosa, y en parte si es así. Que todo lo malo que pueda suceder con nuestro estado de ánimo puede hallar una fácil solución si se pone de nuestra parte y se enfrenta el problema.

Es uno de los reclamos más comunes que se les hacen a las personas deprimidas. Y es uno de estos mitos de la depresión que más dañan y provocan cambios negativos en las personas.

Lo que dicen las investigaciones

malos penamientos mitos de la depresión

De hecho, este mito solo es una mala interpretación de los hechos reales y de lo que ya se sabe con bastante certeza. Los pensamientos negativos pueden llegar a influir en muchos aspectos de nuestra vida.

Sin embargo, en el caso de este trastorno no es correcto decir que toda la responsabilidad repercute en los procesos mentales o psicológicos. La depresión viene como consecuencia directa de la falta de ciertas hormonas en el cerebro.

Cuando nuestro cuerpo no trabaja bien, somos más propensos a sufrir ataques depresivos por la falta de dichas sustancias cerebrales. Otro de los mitos de la depresión que fue desmentido.

Mito N°4: La depresión no es una enfermedad

Continuamos hablando de los mitos de la depresión, y te traemos ahora el de mayor difunción y que cuenta con el apoyo de gran porcentaje de la población del mundo. La depresión no es una enfermedad, es lo que se repite mucho aquí.

De por sí, este mito esconde una gran duda. Todavía mucha gente no sabe si la depresión es realmente definida como alguna enfermedad.

Quizá, no se emite con la intención de herir a nadie, pero esto es lo que logra cuando es emitido con la ligereza que lo es.

Lo que se piensa

la depresión no es una enfermedad

Se suele calificar como un desorden de personalidad o como un problema en la mente de las personas. Se menosprecia la enfermedad porque no se ven síntomas que a los ojos de los emisores del mensaje parezcan realmente graves.

La consecuencia de estas actitudes es simple. Lo que al final se logra es que el paciente no quiera tratarse, y que nunca más evalúe cuál es la condición negativa que hizo que se sintiera de esa manera.

En breve, procederemos a mostrarte por que este mito está completamente errado. Presta atención a lo que dicen las investigaciones y por ningún motivo te dejes llevar por estos mitos de la depresión.

Lo que dicen las investigaciones

controlar la depresión

El difícil reconocimiento de la sintomatología dificulta aún más los esfuerzos por derrumbar este mito. También el hecho de que no existe una guía definitiva en la que enfocar esfuerzos a la hora de tratar la depresión dificulta la tarea.

Tenemos que reconocer como una enfermedad a la depresión. La falta o falla de transmisores neuronales es un hecho comprobado. Razón por la que calificar a la depresión como una cosa leve o trastorno de personalidad es incorrecta.

Las deficiencias físicas en los cerebros deprimidos son fácilmente observables desde el punto de vista de los doctores. Cada vez que le dices a un deprimido que no está enfermo solo empeoras sus desequilibrios hormonales.

Mito N°5: Hablar de depresión solo empeora las cosas

El hecho de que la depresión siga siendo un tema tabú en el mundo se debe en gran medida a la popularidad de estos mitos de la depresión. Pero este mito número cinco es el responsable de gran cantidad de tragedias en el mundo.

El desconocimiento es el gran responsable de muchas cosas malas en el mundo. Por tal razón todos nuestros esfuerzos deben estar direccionados a la concientización en diversos frentes y al derrumbamiento de paradigmas y mitos.

Lo que se piensa

hablar de la depresión empeora las cosas

Se suele pensar que hablar de la depresión es promoverla. Que si por algún motivo queremos o deseamos hacer conscientes a las personas lo que en realidad haremos será promover la depresión como si fuese una decisión.

También muchas personas suelen decir que no tenemos que hablar de los deprimidos o de la depresión por respeto a esas personas. Que el hecho de que emitamos juicios científicos acerca dicho tema afecta a las personas que lo sufren.

Lo que dicen las investigaciones

superar la depresión

Es totalmente errado lo que las personas que mantienen estas posturas afirman. Con tratar los temas relacionados con la depresión de manera pública no se le hace daño a nadie, al contrario se puede ayudar a muchas más personas.

Hay que eliminar los estigmas sociales y empezar a entender que mientras más se hable de un tema, mas rápido y de una manera mucho más satisfactoria se le hallara una solución. Hablar de depresión no la promueve ni falta el respeto.

Ya que conoces la realidad sobre estas creencias o mitos de la depresión, tu tarea debe ser la de convertirte en un multiplicador del mensaje. Si tan solo compartes algo de lo aprendido con una persona ya habrás hecho algo muy bueno.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*