La esperanza || El mejor valor para no caer en depresión

esperanza

La vida se basa de tener etapas positivas como negativas, algunas personas pierden las esperanzas por acciones ajenas, propias o por obstáculos provocados por ellos mismos.

La esperanza es aquella felicidad que te otorga la fuerza de seguir adelante para obtener un logro, se dice también que existe cuando se recuerda así mismo cuánto vale.

Estos momentos de desesperanza son automáticamente depresivos, de impotencia y rabia para algunas personas pueden ser provocadas por sus amigos, familiares o conocidos.

También pueden ser provocadas por desempleo, problemas amorosos, problemas familiares y problemas de salud. A continuación, se extenderá el tema de manera motivadora para fortalecer la esperanza pérdida:

esperanza perdida

¿Estás desanimado? Descubre frases de esperanza para animarte

La esperanza está sujeta de varios componentes los cuales no siempre asociamos pero son casi el sinónimo de cada uno, los cuales no pueden faltar en la definición de esta palabra tan hermosa, son los siguientes:

Metas: Las metas se establecen en una etapa temprana de la vida, de esta forma se forma la esperanza que son las ganas de completar de manera exitosa todo aquello que se propone.

Rutas: Luego de las metas, tenemos las rutas donde las personas proponen ideas a ellas mismas, las cuales son usadas para coincidir y alcanzar las metas, otra palabra para entender cuáles son las rutas, es camino.

Existen rutas alternativas y algunas de ellas llevan al fracaso, por lo tanto, entre menos se piense de forma negativa, menor será el fracaso.

La esperanza es el fortalecimiento a nivel emocional (autoestima) que tiene una persona para aceptar los fracasos y continuar.

plantear metas

Perseverar continúa siendo el pilar de estas tres palabras, añadiendo el esfuerzo, la fe y la confianza que tenga la persona en sí mismo. Alcanzando el éxito esperado o casi esperado.

¿Qué es la esperanza?

La esperanza es el deseo de cumplir las metas propuestas desde edades tempranas tanto de la niñez como en la adolescencia. Aporta beneficios psicológicos y espirituales.

Algunas personas relacionan la esperanza con la Fe, esto es para creyentes de religiones, mayormente cristianos, católicos o en culturas aborígenes con dioses similares a las religiones ya mencionadas.

Se marca de una actitud positiva, provee conocimiento y buenos resultados ante la vida y perspectiva de la misma cuando se trata de actuar delante de conflictos, toma de decisiones importantes y son estables a nivel emocional.

Son sustanciales para tener emociones positivas, puesto que son complemento principal en ambos términos.

Esto significa que una persona con esperanza vive de emociones claras como: Confianza, felicidad, amabilidad, responsabilidad, compromiso, amor, entusiasmo.

esperanza

La falta de esperanza seria lo contrario a todas estas emociones mencionadas y con menores probabilidades de alcanzar las metas establecidas por las personas. En promedio son los niños con familias estables quienes poseen una mayor esperanza que los adultos.

Las vidas de estos se vuelve plena y enriquecida por un coeficiente intelectual elevado por el interés que tienen por tener ciertas experiencias en la vida, la educación.

La esperanza tiene componentes claves las cuales se reflejan diferente en cada persona pero que significan lo mismo en cada una, los cuales son:

  • Confianza en sí mismo.
  • Auto reconocimiento.
  • Liderazgo.
  • Amor propio.
  • Valor humanitario.
  • Respeto hacia la familia.
  • Empatía.
  • Asertividad.
  • Interés por su entorno.
  • Expectativas amplias.
  • Mente abierta.
  • Automotivación.
  • Ideas estables.
  • Buena gestión de sus sentimientos, pensamientos y emociones.
  • Autodidacta.
  • Amable.
  • Exitoso.

¿Por qué perdemos la esperanza?

Los golpes que dan la vida son por malas decisiones que toman las personas, en el momento de querer cumplir una meta sin las herramientas necesarias, las cuales ayudan a derribar los obstáculos que se encuentran en la ruta (camino).

Los cuales te llevan a luchar más sin ver de manera brillante el camino, creyendo que el fracaso es lo único que acumulara en su vida, y con ello se pierde la esperanza de manera lenta pero constante.

fracaso

Esto sin embargo, ocurre en personas que han sido sometidas desde temprana edad a burlas, regaños, comparaciones, impotencia o esperar y tener algo a cambio, es decir, algunas son enseñadas a ser conformistas.

Y ocurre en sociedades económicamente altas como en las bajas, la humildad se enseña en algunas familias desconociendo el concepto de la misma. Lo único que entienden los niños es que si te patean, no debes hacer nada.

De allí comienzan los problemas y se reflejan en la esperanza que tienen las personas al momento de realizar y completar sus sueños, metas o lo que conlleve el éxito.

La actitud pesimista por obtener poco va aumentando por el poco enriquecimiento que se tiene por esperar que la vida premie mediante la fe, quedándose de brazos cruzados como el cuento del granjero cristiano.

Aquella persona llena de expectativas que no comete ningún esfuerzo, son reforzadas por planes literarios de Dios, son interrumpidas mayormente por quejas y desesperanza o frustración.

De perder la esperanza, a caer en la depresión

La depresión comienza cuando la desesperanza llega al punto que la mente colapsa y dice “no quiero seguir”.

Hay que saber la diferencia de querer y poder, el poder te hace continuar en el camino sin ánimos pero el querer es una renuncia impuesta por uno mismo.

caer en depresión

Es la debilidad mental que obtiene una persona al momento que sus fracasos son mayores que sus logros. Las personas contraen una motivación negativa y la incapacidad de cumplir sus metas por opiniones negativas ajenas, sea de familiares o amigos.

¿Cómo sé que estoy deprimido?

El primer pensamiento, emoción o comentario de la mañana, no ajeno, que sea de uno mismo, es determinante para saber si es depresivo o no.

Saber cuándo fue la última vez que realizo algún logro, hazaña, esfuerzo o gasto algo en sí mismo. Tenerse como prioridad o no, es fundamental para saber si se encuentra en un estado depresivo o está entrando en él.

Sufrir de insomnio, cansancio, fatiga sin haber pasado por un esfuerzo extenuante. Y que sea el ritmo mental el que esté trabajando en ese momento, es posible que sea un síntoma de depresión.

La apatía de cumplir una actividad mínima, irritabilidad a comentarios ajenos o la tristeza (vulnerabilidad) ante comentarios, situaciones o pasado son características terciarias pero que resuelven la incógnita de saber si la depresión es temporal o permanente.

Poco interés en la vida, no poder concentrarse en clases, actividades, trabajo o no poder prestar atención a momentos que antes eran importantes, significa un agobio primerizo.

Poco apetito o apetito exagerado, el trastorno alimenticio comienza cuando se consume algún alimento en cantidades exageradas (obesidad) o poca comida (anorexia, bulimia) las cuales luego de ser consumidas, crean emociones de culpa.

¿A quién acudo cuando estoy deprimido?

La persona debe reconocer el trastorno antes de ser tratado con un especialista para que la terapia a la que vaya a ser sometido se efectué de manera eficaz.

Tratar a alguien que esté en contra de su trastorno no servirá de nada porque volverá a la misma rutina anteriormente.

ayuda psicológica

La idea es que se someta a una autoevaluación y que acuda a un profesional, tanto psiquiatra (medicinas) como psicólogo (terapias, grupo de autoayuda)

Algunas son falsa alarma y puede ser provocados por medicamentos, cambios hormonales, estrés del entorno, presión social y otras que son genéticas las cuales son temporales, y pueden provocar el suicidio o crear trastornos como la psicopatía.

Se vuelve un peligro para sí mismo y para su entorno cuando no se diagnostica a tiempo para prevenir.

¿En el trascurso de la terapia se puede sustituir el especialista? Solamente si es costoso, conoce un mejor profesional o en otros factores, sí.

Nunca se debe sustituir pensando que el internet es la cura para la depresión, por más test que se efectúen, ninguno dará la solución exacta al problema. Esto se debe atacar de frente con madurez y valentía aceptando la realidad.

¿Cómo recupero la esperanza para estar feliz?

Cuando la esperanza se esfuma, y los objetivos de la vida van desapareciendo o se vuelven confusos, el valor de aceptar algunas cosas no es fáciles. Pero acompañado de personas que devuelvan la estabilidad siempre es recomendable.

Estar acompañado en momentos de desesperanza ayudara a abrir nuevos caminos o antiguos caminos para conocer sus fallos, en ello ayuda el auto reconocimiento o el conocimiento de las emociones para evitar abandonar el nuevo camino, es decir, tener una recaída la cuales son difíciles de superar.

Volver al pasado no es bueno en una recaída, se debe ser fuerte para volver atrás y aprender de ello. Desanimarse es enfatizar la negatividad en la vida, entre más perdure en la mente, menor serán las posibilidades de culminar las metas.

Nunca esta demás entender que siempre se va a lograr lo que se quiere de buenas a primeras. Centrarse en un solo objetivo,  a veces significa perder el tiempo en ello. Aferrarse a emociones peligrosas que limitan las opciones de vida.

Lo mejor es tener una mente abierta ante las opciones y oportunidades para evitar futuras desesperanzas o recaídas. También se puede ejecutar una lista de metas con pro y contras agregando las actividades o hobbies favoritos.

recuperar la esperanza

Muchas metas son irremplazables y el tiempo difícil de recuperar, por ello se deben tener en cuenta que existen la misma cantidad de errores como de opciones para hacer que la vida premie el esfuerzo.

Formas de ver la vida

  • La vida se puede ver desde una manera religiosa, cultural, científica o de manera original. Aunque esta última siempre se ve afectada por las otras formas de ver la vida.
  • Fortalecer la felicidad y entrenar la esperanza para evitar que se vuelva vulnerable en derrotas o fracasos, es primordial, para tener una vida saludable.
  • Cuidarse física, mental y espiritualmente.
  • Comer saludable, y a veces darse sus gustos.
  • Pensar de manera positiva en todo momento.
  • No rendirse ante las adversidades.
  • Emplear la inteligencia emocional en situaciones tensas.
  • Conocer la definición de asertividad y aplicarla al momento de dar su punto de vista sobre un tema.
  • Ser amable ante la vida ajena y aplicar la empatía, respetando la forma de pensar de cada quien.

formas de ver la vida

  • La vida expresada de los demás no debe afectar la vida misma, y comentar sobre otros sea de frente o a sus espaldas es volverse una persona toxica, llena de chismes y prejuicios inconscientemente.
  • Esto disminuye la felicidad, humilla el aura espiritual y la persona se vuelve incapaz de fabricar situaciones de alegría sin humillar, criticar, aconsejar de manera destructiva a otros.
  • Para vivir bien hay que tener el espíritu limpio, perdonando al prójimo. Entendiendo que la vida es un tren donde el rumbo está fijado en metas, propósitos, personas y tiempo.
  • Los pensamientos vuelven la vida estable o inestable, todo dependerá de la actitud que tenga la persona, la mente se entrena para no perder el control ante situaciones de peligro.
  • Tener buenos hábitos y carácter para cuidar la forma en que se expresan los sentimientos, emociones y pensamientos es dignos de una persona madura, segura y humilde. La sociedad consumirá a una persona débil mentalmente.
  • Toda ella se ha encargado de debilitar disimuladamente el criterio ajeno, volviéndolos un maniquí plástico. Por ello lo mejor es pasar la vida acompañado o en solitario pero siempre viviendo de aventuras, experiencias curiosas, llena de gratitud y diversión.

Valorar lo que se tiene

Desde pequeños algunas familias tienden a valorar la sencillez de los detalles, aunque se enfoquen en lo material, interpersonal, intrapersonal o lo natural.

Nunca se debe conformarse con lo que uno tiene, pero tampoco se debe ser ambicioso, y quizás sí, pero evitando herir a otros en el camino del éxito. La ambición negativa comienza cuando debes humillar a otros para obtener lo que quieres.

La ambición positiva es aquella llena de sueños, objetivos, propósitos y se emplea la Fe en la vida misma. Una persona preocupada no nada más por sí misma, sino también por los demás.

valorar lo que se tiene

Los pequeños momentos son los que se deben valorar, el tiempo es irrecuperable y tan valioso como las personas que regalan su tiempo en base a un recuerdo.

El tesoro más grande que tiene una persona es su hogar, el alimento obtenido, la salud del instante, la ropa, el regalo así sea pequeño, la familia, el amor y los amigos.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*