¿Cómo superar el miedo al mañana para vivir sin ansiedad?

Es una de las preguntas más frecuentes en la actualidad por todos los cambios bruscos vividos en la actualidad (política, social, económica, religiosa y cultural).

El miedo es variado, sin embargo, solo existe uno y millones de conceptos. Este se puede crear o concebir con el simple hecho de salir de casa, tomarse una fotografía, trabajar, estudiar, o en cualquier lugar.

ansiedad por el futuro

El cual nos cohíbe de convivir de manera estable en el núcleo familiar, laboral o social.

Experimentar miedo es aquello parecido a caminar por un callejón vacío y oscuro, esta es la descripción establecida de muchas personas diagnosticadas con depresión o ansiedad.

¿Qué es lo que se conoce como miedo al futuro?

Es el acto de tener miedo por vivir, y ese miedo es irónico, porque no pueden vivir de manera normal y tranquila, le tienen miedo a la vida pero de igual forma le tienen miedo a la muerte.

Dos descripciones sencillas para comenzar con este artículo son: La ansiedad, es la preocupación por lo que sucedió, sucede y sucederá en la vida.

Y la depresión es el sentimiento, emoción o determinante del comportamiento o conducta que tenga la persona.

Entonces la ansiedad es el suceso y la depresión es cómo transcurre el suceso, a continuación información más amplia sobre este tema:

¿De qué se trata?

miedo al mañana

El miedo es un sentimiento igual de vital que el amor, por el simple hecho que este se coloca en la balanza junto con la valentía para cometer ciertas actividades, sueños, pensamientos y metas.

Aquella persona sin miedo, es innata de llorar o demostrar sentimientos. El miedo se representa en variadas ocasiones como la virtud de la valentía o la estabilidad de la misma.

Sonará irónico, pero es el mismo miedo quien es necesario para superar el miedo de seguir, cumplir, avanzar, derribar barreras. Es uno de los componentes para crecer como persona en cualquier ámbito.

En otras palabras se puede describir como como un mecanismo de defensa cuando una persona se encuentra en una determinada situación de peligro. Algunas personas nacen sin este sentimiento que se encuentra en el sistema límbico cerebral.

Lo impresionante es que las personas carentes de este sentimiento, pueden ser psicópatas, narcisistas o psicópatas como también hay personas que lo poseen en exceso como los ansiosos y bipolares.

¿Cómo sé que lo tengo?

El miedo al futuro, a los acontecimientos o al tiempo es llamado específicamente, cronofobia, es un trastorno de ansiedad, común en adolescentes y adultos mayores. Y viene de la rama de la ansiedad.

Para determinar si de verdad la persona tiene cronofobia, tiene que tener por lo menos tres síntomas de los mencionados a continuación.

Consejo: si cumple con alguno de los síntomas o todos, acuda a un psicólogo antes que se convierta en depresión.

tener ansiedad por el mañana

  • Falta de concentración.
  • Falta de apetito sexual.
  • Acomplejamiento físico.
  • Falta de apetito, comienzo de anorexia o bulimia.
  • Confusión.
  • Aturdimiento o sordera prolongada.
  • Dolores de cabeza o en el pecho.
  • Mareos o malestar general.
  • Falta de oxígeno.
  • Nauseas, diarrea, vómitos.
  • Boca seca, temblores, palpitaciones.

Algunas consecuencias

Las personas con este cuadro ansioso presentan una perspectiva de la vida bastante abstracta o cerrada aunque pasen los años. Es con terapia que se vuelven más libres al momento de pensar.

Entre más tiempo tarde una persona en ir a terapia, más se elevan los temores y comienza a afectar físicamente a la persona, creando nuevos trastornos en base a la ansiedad o depresión.

Un dato: La ansiedad, es una de los primeros síntomas de la depresión.

consecuencias de pensar siempre en el futuro

  • Desarrollo de estado ansioso permanente.
  • Aislamiento.
  • Limitación al cumplimiento de las metas.
  • Preocupación por el pasado, presente o futuro.
  • Creación de miles pensamientos negativos.
  • Se angustia por problemas ajenos.
  • No olvida tan fácilmente sus errores y le es difícil aprender de ellos.
  • Respuestas exageradas ante los problemas. E
  • Comportamiento cobarde o agresivo.

¿Por qué se espera lo peor?

Es normal en una persona ansiosa siempre esperar lo peor de una situación, siempre están en alerta ante el peligro aunque no exista.

Son los pensamientos causantes de toda esta preocupación patrocinada por acontecimientos pasados que no pueden olvidar.

El ansioso por pasar dos veces por dicha situación, cree que está expuesto al peligro rutinariamente. Esto le generá taquicardia, tensión muscular, dolores en el pecho, y tantas cosas.

Podría hasta tener un colapso nervioso, infarto o cualquier síntoma en el cual puede morir. Huir para muchos es más sencillo que afrontar la situación. Esto depende más que todo el tipo de educación que haya tenido la persona.

Si de niño fue cohibido a jugar, hacer travesuras, el simple hecho de vivir castigado innecesariamente es causa suficiente para no poder vivir sin ansiedad, cualquier cosa que realice sentirá que la hará mal.

También son aquellos que en algún momento determinado pasaron por burlas, bullying, discriminación o violencia sea verbal, física o psicológica por expresar sus ideas, dar su opinión o por el hecho de pasar por un sitio que no debía.

la violencia sintoma de ansiedad al futuro

Por ello es importante que la familia sepa lo que puede ocasionar un regaño, el crecimiento y desarrollo de la personalidad del niño, enseñarlo a que exprese sus ideas de manera correcta sin que otra persona lo cohíba e ignore, en sí, depende de la educación en el hogar recibida.

Básicamente la ansiedad es miedo, desespero e inseguridad. Tres complementos que se deberían tener bien distribuidos en el sistema límbico, algunos sufren de ansiedad por golpes en la niñez o por genética.

La Ley de Murphy

Primeramente, Edward Aloysius Murphy fue un ingeniero aeroespacial que formulo una ley que ha servido hasta la actualidad que se basó en electrodos mal conectados en un arnés. Sin embargo, su teoría se relacionó con la psicología décadas después.

La cual indica la manera en que la memoria se inclina en la negatividad en momentos de peligros, segando por completo la idea de soluciones inmediatas.

Lo cual se emplea en el temor de recordar lo negativo en vez de lo positivo o neutral.

La Ley de Murphy

Sin embargo, las personas se enfrascan nada más en lo negativo, como la idea de que resulta más sencillo decir los defectos que las virtudes.

Estos casos ratifican las creencias que todo radica en el hogar y la forma en que se desarrolló la personalidad, actitud y comportamiento del individuo como tal. Existen diversas pruebas en personas e investigaciones como estadísticas que respaldan su teoría.

¿Cómo vivir sin ansiedad?

A pesar que en la actualidad existe una página web que ayuda  a combatir la ansiedad o vivir sin ansiedad en personas que ya no encuentran solución con terapeutas, psicólogos y psiquiatras.

Esto nace en la idea de ayudar a las personas padecientes de ansiedad. Las cuales se les hace difícil acoplarse a la vida tan acelerada que se lleva en la actualidad, y los cambios drásticos que se viven día a día.

Esta demás decir que los cambios drásticos en las personas ansiosas pueden generar cierto desespero y colapso en ellas, están acostumbradas a tener todo bajo su control.

Aprender a controlar la ansiedad

Vivir sin ansiedad es un estilo de vida, que no muchos gozan de esto, la ansiedad está en todas las personas pero en determinados niveles. Algunos más altos que otros, pero siempre presente.

vivir sin ansiedad al mañana

Aprender a vivir con ello, es un punto de vista diferente, nunca se elimina, solo se aprende a convivir, por así decirlo. Colocar todo el empeño a vivir despreocupados de cosas innecesarias, es lo puntual en el tema.

Las personas ansiosas se preocupan hasta de lo más mínimo. Viviendo con una alarma en la cabeza que les indica que podría salir bien, que para ellos seria “nada” como respuesta.

Y lo mejor sería no hacer nada y no ocasionar síntomas de ansiedad, como: llorar, diarrea y tensiones musculares. Estos son los principales síntomas que se reflejan.

  • Desahogarse frente al espejo o acompañado, ayuda a bajar los niveles de tensión de ansiedad.
  • Despejar la mente con pensamientos positivos.
  • Leer libros de autoayuda.
  • Participar en grupos de ayuda.
  • Mejorar el autoestima, valía persona y actitud nunca esta demás en estos casos.

Si la ansiedad ha dado señales de costumbre, hay que hacer lo posible para calmarla, para que no afecte el presente y futuro de la persona, y más si tiene un pasado distorsionado, interrumpido o dañino.

  • Realizar ejercicios de respiración, como el yoga.
  • Pasear, convivir o realizar actividades sociales.
  • Hacer ejercicio.
  • No tomar alcohol o consumir cigarrillos.

Vivir sin ansiedad el día de hoy

  • Aprender a relajarse ante cualquier situación, es lo primordial, lo primero que hacen las personas siempre es entrar en pánico.
  • Dormir lo necesario y no exageradamente, sin la necesidad de tomar pastillas.
  • Si no puede dormir, hacer actividades relajantes antes de dormir.
  • Evitar como se mencionó anteriormente, cualquier tipo de droga, narcótico, bebida carbonatada, refrescos o bebidas alcohólicas.
  • Ambientes sociales estables, alejarse completamente de ambientes llenos de estrés o preocupaciones ajenas. Esto se basa más que todo en alejarse de personas toxicas y ambientes de trabajo poco agradables.
  • Organizar su vida, planificar para evitar imprevistos nunca esta demás, así se ahorrara momentos de preocupación, distorsión mental o cualquier síntoma negativo de la ansiedad.

vivir sin ansiedad

  • Priorización de objetivos, saber que no todo se puede hacer en la vida teniendo en cuenta que el día cuenta con 24 horas nada más. Así que debe seleccionar actividades importantes.
  • Saber solucionar los problemas, afrontar los problemas y no huir de ellos es lo esencial para ese paso de sanación o bienestar personal.
  • Decisiones sanas, seguir un proceso estable donde se plantee soluciones en base a los pro y contra que tenga dicha decisiones, siempre buscando lo mejor para el bienestar personal, y saber que no existe solución perfecta.
  • Evitar pensamientos catastróficos, darle valor innecesario a situaciones negativas son características de la ansiedad, esto crea sufrimiento y consecuencias que se pueden evitar.
  • Practicar ejercicio, de forma moderada asistir al gimnasio por lo menos treinta minutos por tres veces a la semana sin exagerar los ejercicios.
  • Cumplir con una dieta, comer sano o aprovechar la comida para desconectarse de preocupaciones sin abusar de ella, para evitar problemas de obesidad más adelante.

Entre otros consejos se encuentran:

  • Fortalecer las relaciones sociales.
  • Minimizar el problema.
  • Aprender del rechazo.
  • Dejarse aconsejar.
  • Olvidarse del ¿qué dirán?
  • Superar la inseguridad.
  • Premiar los defectos.

¿Cómo despreocuparse del futuro?

Las personas viven el presente, por supuesto, sin embargo algunas se enfrascan en tener un futuro listo sin aun acercarse a él.

Y sin saber que el futuro es el siguiente día, no son años ni décadas. Es mañana, ese es el futuro, el día después de hoy.

Ocupan sus vidas en una burbuja de conflictos, preocupaciones, confusión y problemas para tener un futuro libre y sin darse cuenta que su presente se vuelve gris, por así decirlo.

Lleno de tantas presiones que la misma ansiedad de ahoga en todo ello. Estos consejos se basan en el simple hecho de dejar de preocuparse por el tiempo y  los problemas en su totalidad, estos siempre estarán allí.

despreocuprase por el futuro

El tiempo es tan corto, vivir el presente no quiere decir “gastar todos los ahorros hoy” pero si vivir como si fuera el último día, retomar la felicidad nunca esta demás.

Es poco probable el concepto de “soy millonario, soy feliz”, “tengo casa, carro y un trabajo, soy feliz” la estabilidad mental es sustancial para ser feliz, y esto se basa más que todo en decidir por primera vez en ¿Qué se quiere lograr? ¿Para dónde va? ¿Cuál es mi prioridad o mis prioridades?

Dicho concepto ayudara mucho en la toma de decisiones, se puede incluir en todo esto:

  • El poder.
  • El autoconocimiento.
  • La valía personal.
  • La asertividad.
  • La empatía.

Esto se volvería base para tener poder personal y un éxito mental que gestionaría una manera de tener éxito a nivel económico y social.

Todo depende siempre como se vean las cosas, así que la ansiedad puede ser el talón de Aquiles para tener una vida exitosa. O por lo menos tenerla como motivo para realizar aquellos miedos que no dejan avanzar en la vida.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*